martes, 17 de febrero de 2015

Joyas de la Costura



Si Ustedes como yo guardan todos los retazos y sobrantes de telas para utilizar en algún proyecto más adelante, entonces permítanme decirles que este libro es para nosotras.

Las quilts a pequeña escala o mini quilts como también las conocemos son un deleite a la vista además de que se consideran pequeñas obras de arte. ¿Joyas de la Corona? En este caso son ¡Joyas de la Costura!  
Trabajar en pequeña escala ofrece muchas ventajas, poder utilizar retales que ya tenemos en casa además de que la pieza de tela más grande no pasa de 1/8 de yarda (que no son ni 15 cms) y que la tela para el reverso no mide más de 14" x 14" ( 35 x 35 cms) 

Se cree que trabajar con piezas pequeñas presenta siempre un reto tanto en el corte como en la costura misma, lo que la autora de entrada ya nos facilita pues cada patrón se trabaja con la técnica del Paper Piecing. 
Por años enseñé la técnica de Paper Piecing y aunque al iniciar pareciera complicada, no lo es en lo absoluto. Yo les garantizo que al tercer retazo que coloquen sobre el papel, lo cosan por el revés y lo alisen al derecho, verán la lógica del proceso. Mis alumnas me avalan.... :)
Fotografías: Brent Kane cortesía Martingale That Patchwork Place 

Me gusta mucho que la autora además nos brinda en los proyectos que se prestan para ello, la opción claramente explicada para aumentarlos de tamaño y poder hacer un camino de mesa o bien una frazada.

Además de ofrecer 15 proyectos cada uno muy diferente del otro, el libro viene salpicado de tips y sugerencias en cuanto a colores, el estampado, y por supuesto técnicas adicionales para darle un hermoso terminado a cada mini quilt incluso con cuentas y abalorios. 

Ya sea formando parte de un conjunto decorativo sobre la pared, sobre una cómoda, una mesita de centro... que al momento en que voy escribiendo esta reseña, se me siguen ocurriendo tantos sitios dentro de la decoración de la casa donde se pueden exhibir estas pequeñas joyas de la costura.  
Ya no veo el momento de comenzar a coser! 







sábado, 14 de febrero de 2015

Más Caminos de Mesa y otras bellezas




Fue tan exitoso el libro de Skinny Quilts y Table Runners, que Martingale decidió editar una segunda publicación con el mismo nombre, añadiéndole el número II.

Quince nuevos proyectos para exhibir sobre un muro, la mesa, el respaldo de un love seat,  o sobre la chimenea.  La recopilación del trabajo de 15 autores permite además conocer el estilo particular de cada uno además de que cada uno ofrece sugerencias en cuanto a colores y telas contrastantes para el ribete final.
Fotografías: Brent Kane cortesía de Martingale That Patchwork Place 

Me llama mucho la atención el camino de mesa diseñado por Jane Dávila mismo que llama Las Hojas del Otoño. Ella brinda una opción muy creativa sugiriendo que una vez acolchado y para finalizar decorándolo, utilicemos objetos (la mayoría factibles de encontrar en casa) como alambre, pequeñas ramas de árbol, rondanas metálicas al natural o pintadas, minúsculas piezas de madera y otros elementos que se convertirán en adornos y abalorios y le darán un toque más personalizado a nuestro trabajo.

Igualmente me ilusiona el camino de mesa diseñado por Sue Spargo con su ya tan definido estilo donde combina la influencia del textil africano con el paisaje inglés y sus tartanes y cuadros.

En suma, con ambos libros Skinny Quilts and Table Runners I y II, tendremos un gran complemento a nuestra colección de publicaciones de Quilting y treinta proyectos los cuales como en mi caso, tengo el deseo de hacerlos uno a uno ya sea para mi casa o para irlos obsequiarlos en ocasiones especiales a cada uno de mis cariños.

El libro se puede adquirir directamente en la página de la editorial Martingale That Patchwork Place ya sea en pasta blanda o bien mediante una descarga como libro electrónico (ebook).
Aquí está el LINK

De igual forma se puede comprar a través de Amazon.com España y aquí está el LINK

Caminos de Mesa y Quilts angostas.



Cuando necesito que el día tenga más horas, cuando quisiera probar una técnica nueva en un proyecto de bajo costo, o cuando deseo hacer un regalo especial, confirmo que lo que tengo que hacer es una quilt angosta.  En inglés el término sería Skinny Quilt que viene a ser lo mismo que una quilt larga y delgada permitiendo a quien la confecciona hacer uso de un abanico de posibilidades creativas y decorativas.  Además de poder concluirla en poco tiempo, lo más seguro es que uno pueda hacer uso de telas que ya forman parte de nuestro surtido en el cuarto de costura. Con las mismas dimensiones se podría pensar también en hacer caminos de mesa.

Bajo estos conceptos es que el libro Skinny Quilts y Table Runners ( Quilts Angostas y Caminos de Mesa) reúne proyectos de conocidos diseñadores en el arte textil del acolchado.

Ya sea para regalar a quien te ha invitado a su casa, o a la pareja de amigos que celebra un aniversario de bodas o bien a una querida abuela que ya atesora sus cariños alrededor de su sillón de brazos, una quilt como las que sugiere este hermoso libro será un deleite para quien la reciba.
Fotografías: Brent Kane. Cortesía de Martingale That Patchwork Place 

La quilts miden en promedio 70" (1.80mts aproximadamente) de largo y de ancho no tienen más de 17" (45cms).

El libro incluye 15 proyectos de conocidos diseñadores como son Kaffe Fassett, Marti Mitchell y Carol Taylor por mencionar algunos y explora distintas técnicas que son muy manejables en quilts de esta dimensión ya sea para adornar en un muro, para colocar a los pies de una cama, sobre una cómoda o un trinchador en el comedor.


El libro se puede adquirir directamente en la página de la editorial Martingale That Patchwork Place ya sea en pasta blanda o bien mediante una descarga como libro electrónico (ebook).
Aquí está el LINK

De igual forma se puede comprar a través de Amazon.com España y aquí está el LINK 




martes, 10 de febrero de 2015

Escapadas con amigas


Actualmente, más y más quilters están animándose a viajar con el propósito de juntarse a coser con amigas.
Una forma de rejuvenecer es irse de pinta con amigas ya sea por unas cuantas horas, un día completo o bien una escapada fin de semana y dedicarse de lleno a coser.
Yo confirmo una y otra vez que al liberar la mente de lo cotidiano, se crea un espacio mental para desarrollar nuevas ideas que se van almacenando al tiempo que nos dedicamos a completar un proyecto y compartimos la plática y los consejos de costura con nuestras amigas.
Este libro que hoy cae en mis manos es una compilación de proyectos diseñados por varias creadoras de patrones y divididos en dos secciones:
Los primeros nueve proyectos están diseñados precisamente para facilitar el traslado de los materiales y simplificar su orden cuando uno llega a su destino, desde una bolsa de tamaño ideal para transportar el tapete de corte y las respectivas reglas, hasta un utilísimo y encantador delantal a la cintura para colocar nuestras herramientas y mantenerlas siempre a mano.
Los  siguientes siete proyectos están planeados para trabajarlos precisamente en reunión con amigas, Hay por ejemplo un cojín hecho con la técnica de Paper Piecing, justamente pensado para hacerlo en una sentada. Otros incluyen planear con anterioridad como es el proyecto de una frazada sencilla hecha por seis amigas, utilizando la técnica de Log Cabin y combinando franjas de tela cortadas previamente en casa. En la reunión las seis se intercambian dichas piezas de tela a manera que cada quien se lleva a casa finalmente una labor completa y el recuerdo de un delicioso día de convivencia.
Fotografías: Brent Kane. Cortesía: Martingale. 

Tres de las quilts requieren un poco más de tiempo y están diseñadas para completar la parte superior en una escapada de fin de semana de costura.
La publicación incluye recuadros con tips y consejos que facilitan el corte o el armado por ejemplo. Una idea que me parece sensacional para incluir en este tipo de reuniones es solicitar previamente a las participantes que traigan consigo telas de colores específicos, para así realizar un block. El propósito de esta actividad es que al finalizar la "escapada de fin de semana" se haga una rifa y que la ganadora se lleve los blocks elaborados por todas las integrantes.  La quilt en el libro llamada Orange Grove Quilt ( El Naranjal ) es un proyecto perfecto para estoe e incluye esta sugerencia de la autora.
Además de lo fresco y novedoso de  cada proyecto, cada una de las diseñadoras nos obsequia consejos e ideas además de comentarios y anécdotas personales.
Ya sea un día o bien un fin de semana, la costura, las amigas y la convivencia en general llena de energía y multiplica el deseo de reunirse nuevamente para intercambiar ideas, aprender nuevas técnicas, contar historias y especialmente coser en compañía.
Este lindo libro se puede comprar a través de Amazon.com España 
o bien directo en la página de la Editorial Martingale That Patchwork Place shopmartingale.com  donde se puede adquirir como libro de pasta blanda o bien descargar como libro electrónico (ebook)

domingo, 8 de febrero de 2015

¿Qué es lo que te detiene?

http://goo.gl/xhgJqf

Estoy casi segura que todas y todos tenemos esas temporadas en que por alguna razón no nos acercamos a nuestra mesa de costura, de diseño, de dibujo.
Parece que tenemos al frente una serie de obstáculos que no nos permiten darnos ese tiempo tan personal.

Jane Dunnewold escribe en el último número de la revista Quilting Arts (Feb-Mar 2015) que hacemos a un lado el seguir cultivando aquella esencia rebelde y nos conformamos con el ir y venir diario haciendo que nuestro espíritu creativo vaya perdiendo fuerza.
Si hay quien opina que no tiene dentro esa esencia de rebeldía, déjenme confirmarles que todos la tenemos.



Todo ser humano viene programado con una hebra- un filamento de ADN que se llama Rebeldía. 
Sin ello jamás nos hubiéramos podido separar de nuestros padres y hacernos autosuficientes.
Desde que el hombre circula por la tierra, de no haber tenido este espíritu indomable no hubiera podido resistir el cambio climático o los peligros que lo acechaban día con día, así que de cierta forma este espíritu indómito fue destilado al paso de la evolución de nuestra especie.

Si todos lo tenemos, entonces de qué forma podemos sacarle el mayor provecho?
Jane Dunnewold afirma que la respuesta está en reforzar y comprometerse con esa fuerza creativa que traemos dentro y que simplemente la dosificamos, le permitimos expresarse y explayarse en el poquísimo tiempo que le dedicamos a lo nuestro pues van de por medio las necesidades de todos los demás antes de cualquier cosa.

Ese espíritu de rebeldía es el que tiene que proteger a toda costa el tiempo que necesitamos cada quien para sacar nuestros jugos creativos, para acceder a la paz y libertad que nos brinda el trabajo manual y estimulante.  Ese ser rebelde es quien tiene que proteger a capa y espada nuestras decisiones en relación a tiempo, herramientas de trabajo y energía para dedicarle al mismo.

Por supuesto que esto toma práctica.  Allí lo tenemos pero como todo en esta vida, para hacer algo con destreza y maestría se necesita practicarlo.
Todo el que hace trabajo creativo es merecedor de esas horas en su estudio, en su taller de costura o en la mesa donde tenga colocada la máquina de coser por ejemplo.
Estas son las horas donde la mente es libre, explora, inventa, crea, se deja llevar por rutas desconocidas llenas de colores y texturas sin temor a equivocarse.
Aquí no hay nadie que nos tenga que dar permiso, las reglas una las pone y una misma las rompe si uno así lo desea.

¿Reglas? Claro que hay reglas. En cada vida son diferentes y solo uno las conoce íntimamente.  Hay reglas de casa y reglas personales.  Hay algunas que se pueden romper pero otras no son negociables.
Las invito a hacer un inventario de las reglas de su vida. ¿Cuáles valen la pena? ¿Cuáles son verdaderas pérdidas de tiempo? ¿Hay alguna regla que se pueda postponer aunque sea por una semana? La máquina de coser nos llama a gritos y nos dice: Necesitas más tiempo conmigo!
¿Cuál es esa regla que no sabemos de donde vino pero que la respetamos a pie juntillas? Es importante saber su proveniencia, de donde se origina y porqué se apoderó de la llave de nuestro espacio creativo para no permitirnos entrar.

Así como el Cross-Fit es ahora la manera en que un atleta se entrena desarrollando fortalezas en distintas áreas corporales, nosotros podemos recurrir a infinidad de opciones para poder manejar y administrar el tiempo necesario para trabajar en el taller creativo.   Voy a dar un ejemplo:  Ir y venir con una libreta para hacer anotaciones, listas y garabatos respecto al proyecto en el que estamos trabajando. No hay porque quedarse con todo eso en la cabeza y hacer una mezcla de material creativo con la lista para el supermercado.  Al anotarlo, liberamos espacio mental donde podrá flotar el inicio de una nueva idea.

Algunos de los obstáculos que nos ponemos frente son los siguientes:
-No tengo suficiente tiempo, y si solo cuento con media hora cada mañana, no vale la pena ni sacar las telas ni menos los hilos.
-Demasiado tiempo: Tener tiempo de sobra hace más difícil tener una disciplina propia para sentarse a trabajar en la costura o cualquier otro proceso creativo.  Sin sentir urgencia, el tiempo sigue y sigue pasando.
-No hay un plan de acción claro y preciso: Sin saber qué se puede hacer, es muy difícil encontrar una dirección y mucho más tener entusiasmo por lo mismo.
-Muchas excusas: "Es muy caro para mí", "no sé dónde conseguir los materiales",  "la quilt se ve muy complicada", "aquí no venden buenos materiales", "me voy a tardar mucho tiempo en hacerla".
Todo esto es muy fácil de resolver.  La respuesta a estas preguntas que se convierte en una pregunta a su ves es: ¿Tienes o no tienes ganas de hacerlo?

Y.... el    M I E D O 
El miedo es el peor obstáculo que se pone frente a uno.  El miedo a fallar nos hace preguntarnos: Y si me siento a coser y no me gusta cómo me queda? Habré perdido mi tiempo!
O por el contrario, el miedo al éxito:  Y si hago un hermoso trabajo y entro a un concurso? Y si voy de gane y ahora necesito que alguien me ayude? Montar un pequeño taller?  No, mejor ni lo pienso... Mi vida cambiaría radicalmente. Como seres humanos tenemos la terrible capacidad de traducir algo bueno en algo potencialmente malo.
http://goo.gl/vlBWev

No hay que colocarnos al frente escenarios inalcanzables. No son propósitos de Año Nuevo ahora que ya estamos entrados en Febrero.  Es un paso frente al otro, a un buen ritmo, sin dejar de darlos, uno tras otro.  Nuestros seres queridos están ávidos de saber y sentir que pueden darnos ese espacio. Somos nosotros quienes nos hacemos el gran listado de excusas y pretextos.

Me gustaría mucho saber cómo va cada quien y disfrutaré enormemente sus comentarios a este artículo.

sábado, 7 de febrero de 2015

La hechura de un vestido Dior hoy día.

Este video lo he visto una tras de otra vez.  Nos muestra cómo se plisa una organza que además lleva listones teñidos a mano y aplicados de igual manera.
Es único.  Volvemos a ver qué el trabajo manual es y será superior a todo, pese a la vanguardia futurista en la que vivimos.

El Pequeño Teatro Dior (Segunda Parte).


En sus memorias, Christian Dior afirma lo siguiente: "En una época donde todo indica que las máquinas se harán dueñas y señoras del mundo moderno, yo creo que mi casa de moda será más que un laboratorio artesanal, un prototipo de fábrica ejemplar. "

La reputación de Christian Dior nació en el año 1947 con su primera colección donde introdujo lo que se le llamó el "New Look". Con hombros redondeados, cintura de avispa y una falda de amplísimo vuelo, el New Look celebraba el ultra feminismo y la opulencia de la moda.

Después de años de uniformes militares y civiles, y prácticamente un estancamiento en lo que respecta a las modistas y los sastres, Dior brindó al mundo una nueva perspectiva.

Dior ayudó a restaurar la Capital de la Moda en el asediado Paris de la postguerra. Cada una de sus colecciones giraba alrededor de un tema. La primavera del '47 se conoció como "La Figura en forma de Ocho": hombros exagerados, caderas acentuadas y una cintura de avispa. La primavera del '53 se conoció como "El Tulipán": telas vaporosas y con estampados floreados. A la colección de primavera del '55 se le denominó "Línea A" con aquella silueta que ya no definía la cintura y se ensanchaba en cadera y piernas, como si fuera la primera letra del alfabeto.

Un atuendo icónico es el vestido conocido como Miss Dior, el cual el diseñador creó en el año de 1949.
Para el Pequeño Teatro de la Moda se recrea esta belleza a un tercio de su tamaño original pero de la misma forma en que artesanalmente fue creado aquel primer traje a pocos años que terminara la guerra.
Aquí una fotografía del icónico vestido Miss Dior y a continuación el video donde se muestra la maestría en la creación del modelo en miniatura para la exhibición itinerante "El Pequeño Teatro Dior".
http://goo.gl/LZhV9e


El vestido está bordado sobre una base de algodón recreándolo de la manera más precisa, tal y como fue hecho en aquel 1949.
Los detalles son minúsculos, pero la maestría en la hechura es grandiosa.


viernes, 6 de febrero de 2015

El Pequeño Teatro Dior (Primera de varias partes)

Paris, Marzo de 1945.

A unas cuantas semanas del armisticio, una exhibición atrae a los curiosos. En un verdadero homenaje a la Alta Costura Francesa , se abre Le Petit Théâtre de la Mode, que reúne en miniatura, las creaciones de los más grandes modistos de la época. 

Christian Dior era en ese tiempo empleado de la casa de moda de Lucien Lelong quien concibe el proyecto y ciertamente tomó parte en la confección de la mayoría de los atuendos presentados.

Sus amigos, Christian Bérard y el escritor y director teatral Jean Cocteau participaron igualmente en la puesta en escena y la realización de todos los decorados. 

Este evento se percibió como un respiro, como un aire de innovación sobre Paris, una ciudad puesta a prueba duramente durante la Segunda Guerra Mundial. Un regreso a la belleza, un verdadero rayo de luz. 

Hoy día, en homenaje al proyecto de 1945, El Pequeño Teatro Dior comienza su gira mundial escogiendo la ciudad de Chengdu en China como su primera escala. Doce montajes relatan la historia de la Casa Dior y presentan en versión miniatura el traje sastre "Bar", los trajes Schumann, Muguet y Miss Dior entre otros.

Elaborados a mano milímetro a milímetro, estos vestidos son la copia exacta de los originales hasta en el más mínimo detalle. A través de esta exhibición que viajará por el mundo entero estará presente el espíritu y la estética Dior en todo momento.
(Interpretación mía en español del texto de prensa proporcionado por la Casa Dior)
Traje Sastre "Bar"
Cintura de "avispa" y caderas ensanchadas. En América fue nominado el "New Look" por lo que este traje resulta un modelo icónico en la primera colección del diseñador y la herencia que a partir de allí dejara a la cultura de la estética en la moda.

Alguna vez Christian Dior dijo que la Casa Dior tenía que ser un laboratorio artesanal. El modisto siempre reconoció que la noble profesión de la costura a mano y sus hábiles artesanos jamás podrían separarse de lo que se conoce como Alta Costura.

La Casa Dior produjo varios videos singulares que forman parte de la exhibición itinerante. Son modelos en miniatura a un tercio del tamaño original y se fabricaron con todo el rigor y el purismo que requiere la tradición de la Alta Costura. En los talleres parece que el tiempo se detuvo. Todo el bordado se hace a mano tal como en el siglo XVIII y las flores de seda brotan de las manos de las artesanas con una perfección prácticamente similar a la botánica.

Nota al calce:  La exhibición en Chendú China se llevó a cabo del 17 de Enero al 6 de Febrero de 2015.  Aún no están anunciadas las fechas para la gira en el Occidente.

En este video se muestra a grandes rasgos el montaje de la exposición. 



En mi próxima entrega:
El vestido original llamado "Miss Dior" fue diseñado en 1949. Hoy día su versión en miniatura lleva ramilletes de rosas, jasmines y lilas. Las hábiles manos continúan con el legado trabajando cada flor a mano, cortando los pétalos de tela con una perforadora manual y dándole forma con herramientas de repujado del siglo pasado. De esta manera se logra la absoluta perfección y un realismo sorprendente. Las manos trabajan con la delicadeza de un hada, se puede decir. Los detalles serán miniaturas pero la habilidad es grandiosa.

jueves, 5 de febrero de 2015

Para darle la bienvenida a un bebé. Nuevo libro: Welcome Baby


Imaginemos que está por llegar un bebé:  el bebé de una amiga o bien de una colega de trabajo muy estimada. Tal vez es el bebé de nuestra compañera de escuela que con tantísimo gusto volvimos a encontrar gracias a las redes sociales y a quien deseamos hacer una pequeña quilt con gran cariño.
Un par de elementos a considerar: no contamos con mucho tiempo y los fines de semana destinados a coser pasan volando, acercándose cada vez más la fecha de la llegada, o bien son dos o tres amigas que esperan el feliz arribo.  ¿Qué hacer?

Este libro, titulado Welcome Baby (Bienvenido bebé) una compilación de nueve quilts de diseñador es la respuesta.
Más que por el tamaño que implica una quilt para bebé, estos nueve proyectos están concebidos (valga el juego de palabras) para poderlos ejecutar cada uno en un fin de semana.
En cada una de las nueve quilts resalta un elemento en particular, un diseño sencillo para facilitar el trabajo de una principiante en el arte del quilt, en otra, la riqueza de un acolchado fácil de lograr, o bien la que especialmente me agrada está pensada para pasar de la cuna al piso como frazadita para jugar a partir de un año de edad.

Fotografías: Brent Kane. Cortesía de Martingale. 

¿Necesitas un regalo rápido pero encantador para un Baby Shower? En este libro hay una quilt justo para esa ocasión.
Pero la rapidez o la sencillez de los proyectos no significa que se haya dejado de considerar un exquisito diseño. Todos y cada uno son proyectos muy atractivos de realizar.
Hay dos proyectos en particular: Penny Lane que consta del armado de cuadros "Four Patch" para luego cortarlos, reacomodarlos y volverlos a coser, y "Ice Cream Swirl" donde una costura se termina parcialmente para integrar el marco que la rodea.  Un pequeño reto que una vez amaestrado brindará enorme satisfacción.
Estas son pequeñas quilts que llamarán enormemente la atención y quien la haya hecho para regalar guardará el secreto de que con sencillos trucos y astucias se logran bellos diseños que serán atesorados en años por venir.

Este libro Welcome Baby (Bienvenido Bebé) lo puedes adquirir en la página de Amazon España o bien a través de la página de  Martingale  en ambas modalidades: pasta blanda o libro electrónico.




Un nuevo libro: "Think Big" (Piensa en Grande)




Durante los años en que he dado clase, frecuentemente me encuentro con alumnas que tienen el siguiente dilema: "El diseño de esta quilt me fascina, pero yo no quisiera aventurarme en un proyecto muy grande."  O bien al revés: "Este block utilizado para hacer un camino de mesa es tan hermoso pero a mí me encantaría hacer una frazada para el sillón de la televisión".
Cómo hubiera yo deseado haber tenido desde antes en mis manos este libro y poder brindarles a muchas de ellas la solución a esta disyuntiva.
El libro THINK BIG de Amy Ellis contiene 10 diseños originales, frescos y contemporáneos para cuadros de 18 pulgadas pero antes de pasar a disfrutar de cada proyecto e imaginármelo en sus distintas posibilidades, deseo hacer hincapié en un elemento primordial para sacarle todo el provecho a esta publicación.  La autora nos presenta en una tabla muy fácil de comprender, las fórmulas para así decidir si haremos un proyecto sencillo o uno de mayor complejidad.
Fotografías: Brent Kane cortesía Martingale. 

Por cada diseño se incluye una tabla que indica cuánta tela se necesita para hacer desde un camino de mesa partiendo de 3 cuadros, hasta una quilt tamaño king-size que se logra utilizando 30 de ellos.
Las posibilidades se amplían de acuerdo con el tamaño del proyecto que uno tiene en mente.  
Una vez decidido cuantos cuadros habremos de hacer, con dos simples operaciones (multiplicación y división) se completan los espacios vacíos en cada renglón de la tabla y todo resuelto: Cuántos triángulos,  cuántos cuadrados, y especialmente,  cuántas tiras cortar para optimizar el tiempo de preparación antes de sentarse frente a la máquina de coser.

Además de esta invaluable herramienta, cada proyecto incluye una cuadrícula donde marca claramente la cantidad de cuadros que se necesitarán ya sea para un camino de mesa, un "wall hanging", una quilt de bebé, una frazada o bien una quilt individual, matrimonial o king size.  
Cada diseño incluye también las cantidades de telas divididas por colores y por número de cuadros a componer.

Salpicados en diversas páginas el libro incluye recuadros donde la autora nos ofrece sugerencias valiosas para optimizar nuestro tiempo al cortar y al coser y que justo se añaden a nuestro conocimiento dentro del oficio de la costura en la hechura de quilts.

En suma, éste es un libro esencial para toda biblioteca o cuarto de costura de una "quilt maker".

El libro de Amy Ellis THINK BIG se puede conseguir en Amazon España   al igual que en la misma editorial Martingale en sus dos modalidades: libro de pasta blanda o libro electrónico.