domingo, 6 de diciembre de 2015

Quilts para bebés y una pequeña explicación.

From Pinterest 
Antes que nada les comento que he dejado un poco empolvado el blog porque estoy en transición a una nueva página que entrará en vivo los primeros días de Enero 2016.  He querido dar el salto a un blog más organizado, con tutoriales fotográficos y en video por supuesto en español y con pequeños detalles de mi quehacer cotidiano en lo que respecta a mi cuarto de costura, mis proyectos y mis fotografías las cuales me sirven constantemente de inspiración. Además seguiré haciendo reseñas de libros y compartiendo con Ustedes cosas hermosas que nos encantan: quilts, costura, bordado, y todas nuestras demás alegrías.


En el inter, voy a incluir aquí la reseña de un libro que acaba de caer en mis manos y que al ir pasando cada página no he podido resistir las exclamaciones de deleite ya que cada proyecto básicamente derrite a uno de lo dulce y encantador.

Se trata del libro ANIMAL PARADE 2 (Desfile de Animales) de Cheri Leffler recién publicado por Martingale/That Patchwork Place.
Diez quilts para bebé  que combinan sencillos blocks de patchwork con pequeños animales trabajados en appliqué.
Cortesía Martingale. Quilts de Cheri Leffler. Fotos: Brent Kane. 

Me gusta que el appliqué, en la mayoría de los proyectos, se puede trabajar por separado para poder llevarlo con uno si se está lejos de la máquina de coser para después armar el top completo.  El libro incluye instrucciones tanto para el appliqué tradicional es decir, voltear e ir escondiendo poco a poco con aguja el hilo el contorno de cada pieza, y de igual forma indica la manera de utilizar el material termofusible y darle terminado ya sea con puntada de festón o con un zigzag delicado.
Al revisar ya cada proyecto con detenimiento puedo francamente decir que quien tenga conocimientos básicos de patchwork tradicional y que lo más seguro estará familiarizado con lo que es el appliqué sencillo,  con toda facilidad podrá confeccionar la gran mayoría de los proyectos sintiendo gran satisfacción con los resultados.

La autora diseñó los animalitos más encantadores del mundo. Yo solo sé que quiero ponerme a hacer las 10 quilts ipso facto pues dentro de mi círculo cercano de amistades, sobrinos y primos tenemos noticias que llegarán bebés el año próximo.

Si quieren seguir a la autora en Facebook, dar CLICK

Para comprar este hermoso libro y ponerse a coser de inmediato:
A través de Amazon en España dar CLICK
A través de Amazon USA dar CLICK 
Directamente en la página de Martingale That Patchwork Place dar CLICK 


jueves, 2 de julio de 2015

¿A quien no le gusta estrenar una bolsa de mano?


Doce bolsos...exactamente doce modernos bolsos para confeccionar es justamente lo que este libro contiene.
De entrada con simplemente hojearlo me entusiasmó la idea de poder hacer distintos tipos de bolsos, desde carteras, el bolso tipo "clutch", el bolso con correa larga, o bien el "shopper" o bolso para compras por solo mencionar algunos.  
La autora compila doce proyectos que van desde uno diseñado para principiantes en la costura pero no por ello carente de personalidad, hasta diseños más elaborados en cuanto a su estructura o las piezas que los conforman.
Fotografía: Brent Kayne Cortesía de Martingale/That Patchwork Place 
El libro está lleno de sugerencias en cuanto a combinaciones de telas y me gusta mucho que en múltiples ocasiones una pieza está conformada por varias piezas de tela lo que le da enorme personalidad a la bolsa. Los diagramas tridimensionales que apoyan las instrucciones facilitan enormemente el armado en su totalidad.
Son varios los elementos que entran en juego: Plisados y pliegues, fuelles en la base para darle cuerpo y uso de diversos grosores de entretelas especialmente fusibles así como herrajes sencillos y broches magnéticos.  
Con una buena mezcla de técnicas de costura para todos los niveles, la confección de cada uno de los bolsos será tan placentera que pronto desearemos salir a estrenarlos.

Este libro se puede adquirir en pasta blanda o como e-book directamente en Martingale That Patchwork Place y aquí está el LINK 
Este es el LINK para Amazon España
Este es el LINK para Amazon México 

martes, 30 de junio de 2015

Mascotas al último grito de la moda.


Este es uno de los libros más adorables que ha caído en mis manos en los últimos tiempos....
Sweaters y abrigos tejidos para la mascota favorita: el perro!
De manera clara y con decenas de sugerencias, la autora nos lleva de la mano tomando en cuenta el tamaño de nuestra mascota, si su torso es largo como un perro salchicha o bien de cuello ancho como un bulldog o de patas largas y delgadas....

Todo en el libro está cubierto pues se parte de una tabla básica donde se muestran tres tallas con las medidas estándar como circunferencia de cuello, pecho, largo de torso, circunferencia de extremidades y peso de la mascota.
A partir de las medidas que uno tome personalmente se podrá adaptar con sencillez la prenda ideal para nuestro compañero perruno.
El libro incluye 14 proyectos, desde el más sencillo para quienes se inician en el tejido de agujas hasta diseños más elaborados que involucran dos juegos de agujas con puntas en ambos lados por ejemplo.
Fotografías: Brent Kayne cortesía Martingale/That Patchwork Place 

El gran acierto de este libro es que todo se teje con agujas circulares para evitar el tener que cerrar los costados.  Esto mismo facilita el poder tejer la prenda justo a la medida del animalito pues se puede tejer de arriba hacia abajo o viceversa.
Los dos patrones básicos con toda serie de variantes son un sweater sin mangas y el otro con mangas ranglan.
Los diseños son divertidos y los diagramas muy claros con toda la información necesaria. Las fotografías son un encanto y aquí les incluyo un video "detrás de las cámaras" justo el día en que se tomaron las fotografías para la publicación.


Este libro se puede conseguir en pasta blanda o bien como e-book directamente en la página de Martingale y aquí está el LINK 

Se puede comprar también via Amazon.com  (Estados Unidos) 





Galopando...


lunes, 29 de junio de 2015

"A Modern Twist" Un vuelco a lo moderno. Reseña de Libro.


Este es un libro que reúne conceptos esenciales que al comprenderlos y aplicarlos nos darán como resultado quilts que gozaremos siempre.
Las dos autoras nos ayudan a examinar principios dentro de la teoría del color y la textura de una manera sencilla y comprensible y ese es su gran acierto.
Los elementos de diseño y del uso de los colores nos rodean a diario. Hay lugares por donde transitamos y espacios donde nos reunimos que pasan desapercibidos, pero hay otros que producen cierta reacción: tranquilidad, alegría, que nos llaman a sentarnos y contemplar por ejemplo.  Sin ir más lejos en la teoría de lo abstracto, esto es precisamente lo que este libro intenta hacer al presentarnos una colección de proyectos para uso personal como sería una bolsa para día de campo o bien para adornar una mesa o un muro en casa.   Desde el momento en que comenzamos a elegir las telas con que vamos a trabajar, estos elementos de diseño y color explicados tan claramente nos darán como resultado una quilt o un proyecto utilitario que mucho disfrutaremos.
Fotografía Brent Kayne cortesía de Martingale 
De igual forma la autora nos guía en el uso de figuras geométricas, su composición y su colocación en el diseño de una quilt. Muy interesante volver a recordar los conceptos del Hombre de Vitruvio de Leonardo Da Vinci y la divina proporción matemática en un caracol Nautilus. Son conceptos, son elementos que se han aplicado en la estética del mundo y están detrás de aquello que sin mayor antecedente nos sorprende y nos emociona al verlo.
Fotografía Brent Kayne cortesía de Martingale

El libro está salpicado de muchos tips y sugerencias valiosas y cito una de ellas para facilitar la elección de colores: En el orillo de una tela por lo general se ve además de la marca y nombre del diseñador, una guía con los colores que se emplearon para fabricar la misma. Será muy sencillo crear una combinación basándose en esta línea de colores.  Ir tomando confianza al momento de elegir, jugar con los colores, atreverse a mezclarlos, dejarlos sobre la mesa de trabajo y volver un rato después con otra mirada... el resultado es sorprendente.  El libro "A Modern Twist" nos invita a darnos permiso de jugar en el proceso de crear una nueva quilt, wallhanging, camino de mesa y mucho más.  

Este libro se puede  conseguir en pasta blanda o bien como e-book directamente en la página de Martingale/That Patchwork Place 

También a través de Amazon España en ambos formatos.

Y ahora también está disponible en Amazon México en formato Kindle. 

domingo, 28 de junio de 2015

Una flotilla de vehículos muy particular. Reseña de un nuevo libro.


La idea es realmente genial!  Un taxi, un carro de bomberos, una patrulla de policía, un camión de volteo, un camión de escuela, un VW Beetle....  Todos hechos a ganchillo /crochet.  Realmente estupenda la creatividad de la autora quien al recordar lo que sus hijos disfrutaban echando a correr carritos decidió poner en marcha su ingenio para diseñar estos modelos.
Cada patrón está muy bien explicado con el lenguaje que todo quien teje crochet sabe interpretar.  El elemento extra que traen estas delicias de vehículos es que con elementos muy sencillos de conseguir como es la malla plástica y palitos de madera los neumáticos giran o el camión de volteo puede hacer la maniobra.


Fotografías: Brent Kayne para Martingale That Patchwork Place. 
No solamente un niño puede disfrutar de estos lindos vehículos. Al camión de volteo por ejemplo se le puede llenar de dulces y será un deleite para el adulto que lo reciba.  

Este encanto de libro lo pueden conseguir ya sea en la página de Martingale That Patchwork Place como libro de pasta blanda o como libro electrónico, al igual que por Amazon.com México o España.


domingo, 7 de junio de 2015

Un cambio rápido y efectivo. Reseña de un nuevo libro.


A todos nos cae tan bien un pequeño cambio, ya sea dentro de nuestra rutina diaria, y en el caso que nos ocupa hoy, a la decoración de la casa.  Tantas veces quisiéramos darle un vuelco total al decorado de nuestra habitación pero siempre hay muchos elementos en juego.   Sin embargo este libro que hoy llega a mis manos ofrece la solución que estábamos esperando pues con tan solo cambiar algunos elementos que podremos confeccionar, se obtiene un lindo cambio, una nueva apariencia.
"Bed Runners" lo que se podría traducir como "Pies de Cama" brindan una solución fantástica para cambios de decorado ya sea en nuestra propia habitación y en el cuarto de visitas, pensando especialmente en aquellas personas que vamos a recibir.  Un pie de cama con motivos juguetones para darle la bienvenida a los nietos, o uno con los colores y tonalidades preferidas de los abuelos por ejemplo. Ahora bien, el Pie de Cama tal como lo conocemos se puede colocar transversalmente como punto focal creativo además de agradable.  Una vez que hagan el intento con el primero, estoy segura que se animarán a hacer muchos otros, de acuerdo a la temporada del año o a las visitas familiares. De esta forma la habitaciones siempre se sentirán renovadas y alegres y les auguro que recibirán muy gratos comentarios.
Fotografías: Brent Kayne para Martingale That Patchwork Place. 
El libro contiene 13 patrones elaborados por conocidos diseñadores en el mundo de Quilts y la mayoría son de muy fácil confección pues la consigna es: ¡Fácil de Hacer, Fácil de Usar, Fácil de intercambiar!
Colocándolos sobre duvets o edredones de color liso, estos "Bed Runners / Pies de Cama" le darán un lindo y nuevo aspecto a cada habitación.

El libro "Quick Change" se puede adquirir directamente en la página de Martingale/That Patchwork Place, ya sea como libro de pasta blanda o como libro electrónico.  Aquí está el LINK 

También se puede adquirir via Amazon.com /España y aquí está el LINK 

En Amazon.com /México se puede descargar como compra inmediata a través de Kindle. LINK 


miércoles, 29 de abril de 2015

Lo que necesita para ser feliz

Este artículo está tomado de El País Semanal. Lo vengo salvando desde hace casi dos años y hoy me encuentro de nuevo con él. Lo quiero compartir con Ustedes porque es una reflexión muy bien lograda por la periodista Patricia Ramirez  

Sensaciones, personas, afectos, armonía… Si tuviéramos que elegir, las emociones estarían antes que los bienes materiales

Imagínese que le han ofrecido el proyecto de su vida… no importa si es personal, laboral o de cualquier otro tipo. Es un proyecto que ni puede ni desea rechazar. Se tiene que marchar muy lejos y le conceden diez deseos para convencerle. Usted puede llevarse diez cosas, lugares, experiencias… Diez hábitos, elementos u objetos a los que no querría renunciar bajo ningún concepto. ¿Preparado para viajar, preparado para hacer esta elección? Se trata de diez imprescindibles en su vida para ser feliz en su nuevo destino y con su nueva historia. ¿Qué se llevaría?
Foto: Pamela Wynne
A pesar de que con esta pregunta todo el mundo empieza a fantasear, al final la elección del decálogo es muy similar para todos. Lo que la mayoría de las personas dicen necesitar para ser felices es más básico y más fácil de obtener de lo que imaginamos. Nadie elige al final un coche de superlujo ni a una mujer u hombre espectacularmente atractivos.
La familia. Sobre todo la familia inmediata, esa que convive con usted: sus hijos, su pareja, su compañero de piso, el padre o madre que admira o la abuela que tanto adora. Personas con las que comparte miedos, alegrías, decisiones, que están para dar apoyo y seguridad. Acompañantes con los que se puede estar en silencio sin que el silencio parezca incómodo. Su núcleo.
Sus amigos. A quienes confía sus secretos, sus inquietudes, y con quien abre su alma. Los que le dan la mano para tirar de usted cuando está en lo más hondo y los que se alegran de forma sincera de sus éxitos. Amigos que le quieren de verdad, sin envidia y sin rencor.

Su trabajo. El trabajo es un lugar en el que uno se siente productivo, aporta ideas, participa, resuelve problemas, se relaciona con gente. El trabajo, bien gestionado y bien dirigido, es una fuente de placer. De hecho, uno de los principales motivos por los que las personas deciden trasladarse de ciudad y distanciarse de su gente. Si eligieron su dedicación por vocación, a pesar de las quejas, el esfuerzo, los horarios o la rutina, si tuvieran que viajar lejos, querrían llevarse el concepto “desempeñar una profesión."
Sus libros, su música, las fotos y todo lo que le identifica y con lo que se ha sentido en armonía durante su vida. La cultura es ocio, es crecimiento personal, es disfrute, es fluir. Es una seña de identidad. La literatura y la música provocan un potente chorro de emociones, le hacen sentir vivo, le evocan recuerdos de la infancia, del momento en el que se enamoró e incluso de cuando sufrió.
Hay libros de los que no se despren­­dería jamás, discos que volvería a comprar cada vez que los perdiera, fotos que le provocan sonrisas… Ese material que de vez en cuando desempolvamos para revivir, para sentir la nostalgia y el paso del tiempo y recuperar esas sensaciones que nos dejaron huella en el alma.
El estilo de vida. Las actividades que le hacen sentir de forma plena, como ir al cine, practicar deporte, pasear, jugar al fútbol, quedar con amigos, su manera de cuidarse, etcétera. El estilo de vida está relacionado con elecciones que ha ido haciendo a lo largo de su existencia y que la experiencia le dice que le sientan bien, tanto a nivel de salud como de ánimo.
El Baúl de los recuerdos. Lugares especiales que fueron formando la memoria de la vida, la de las experiencias tristes, románticas, apasionadas, salvajes, irascibles. En este baúl no hay tangibles, hay momentos: una cena en la que tomó una decisión importante, una mirada, el amigo que le traicionó, una pelea que no olvida, la cara emocionada de su hijo, el agradecimiento hacia la gente que le ha hecho bien en su vida… En el baúl también se lleva la experiencia, la formación y todo lo que ha ido aprendiendo de la vida.
El baúl condiciona mucho su carácter. Las personas que guardan más momentos felices que tristes tienden a estar en paz y en equilibrio. Mientras que las personas que miran atrás y se centran en los agravios, en las deslealtades o en sus errores se sienten irascibles y con la idea de que la vida les debe una.
Los animales domésticos. Para las personas que comparten su vida con uno, forma parte de su familia. No los abandonarían ni los dejarían fuera del proyecto.
Las emociones, las risas, el llanto, la pena, la frustración, la alegría. Ni el baúl de los recuerdos ni la lectura ni las fotos ni la música tendrían sentido si no generaran emociones. Las emociones nos hacen sentir vivos. Huimos de la rutina aburrida, la que nos convierte en autómatas, la rutina que nos pinta el alma de gris. Las personas buscan agitarse, enamorarse, sentir mariposas, ilusionarse, porque las emociones son nuestro motor.
Tecnología. Hay personas que, por trabajo o por diversión, le dedican muchas horas al día, que, bien gestionadas, han colaborado para que tenga una vida más fácil. Es cierto que le pueden esclavizar y provocar la sensación de tener que vivir deprisa, dando respuestas inmediatas a todo, pero a pesar de sus inconvenientes, pocas son las personas que hoy rechazarían los avances tecnológicos.

La ciencia, la medicina, los descubrimientos, la ingeniería, la inteligencia… todo lo que al ser humano le ha permitido avanzar, descubrir e investigar. Estas disciplinas son una fuente de superación para la humanidad. Nadie quiere dejar atrás los grandes avances que permiten vivir en un mundo más cómodo, confortable y seguro.
¿Y a usted qué le falta para ser feliz? ¿Coincide con el decálogo? Sea cual sea el déficit, tiene arreglo. Porque este decálogo, excepto el tener trabajo, no depende de la crisis. Depende de su valentía, de tomar decisiones, de orientarse hacia lo que se disfruta en lugar de hacia lo que resta. Está al alcance de casi todos los que disfrutamos del privilegio del primer mundo. Somos nosotros quienes tenemos que plantarle cara a la vida y envalentonarnos.
Diversos estudios científicos han demostrado que las personas son mucho más felices con las experiencias que con los bienes materiales. Lo material pierde valor nada más adquirirlo, pero la huella que dejan las emociones fruto de las experiencias perdura en el tiempo, en la memoria. Y recordando una vivencia podemos volver a experimentar lo que sentimos sin tener que repetirlo.
Foto Tory Jones 
Empiece por decidir qué punto del decálogo le gustaría potenciar o tener en el caso de que no lo posea, y defina cómo quiere satisfacerlo. Tener experiencia con los puntos del decálogo depende en gran parte de nosotros mismos. Elegimos a nuestras parejas, decidimos tener hijos, escogemos a los amigos, formamos nuestro estilo de vida, decidimos recordar un agravio u olvidarlo, disfrutamos con nuestros hobbies, damos valor a los avances, nos fascinamos con una obra de arte o nos recreamos en la lectura. A pesar de que el valor del dinero es importante, en el decálogo no es determinante para ser feliz.

Lo de pedir un deseo y que se elija "que me toque la primitiva” (México: que me toque la Lotería) es más utópico que real. Cuando nos vemos en la tesitura de tener que elegir con criterio y de verdad, su atención está puesta en lo importante. Las personas felices lo son no porque tengan más que otros, sino porque ponen su atención en lo que tiene sentido.
Entrenarse para ser feliz es entrenarse para vivir, o viceversa. Lo uno lleva a lo otro. Pero entendiendo este concepto en toda su envergadura, existir para soñar y para recrearnos en lo que suma. Nadie firma un contrato ni promete pasar por un calvario para ser dichoso. No hay mejor paraíso que el que generamos a nuestro alrededor. La vida es un lugar para disfrutar, para rodearse de buena gente, para sacar lo mejor que lleva dentro, para compartir, para ser bondadoso; en definitiva, para ser persona. ¿A qué espera? Hoy es un buen día para ser feliz.

sábado, 4 de abril de 2015

Reseña de un nuevo libro.

Foto: Brent Kane cortesía Martingale. 
Tener en la mano un libro de Pat Sloan ya de entrada es garantía.  "Teach Me to Appliqué"
("Enséñame a hacer Appliqué") es su libro número 31 y después de verlo, disfrutarlo y leerlo a detalle puedo confirmarles que este libro es esencial en la biblioteca personal de quilting y arte textil de cada una de nosotras.

La técnica que Pat Sloan desarrolla y nos ofrece en su libro hace que no veamos el Appliqué como una técnica difícil o que requiere de muchas horas para lograr esas perfectas curvas, puntas o que descartemos un proyecto por pensar que contiene motivos en appliqué muy pequeños o bien muy elaborados.

Todas sabemos que para facilitar el appliqué lejos de trabajarlo de manera tradicional existe la opción de utilizar los materiales termofusibles que se pueden adquirir en distintos grosores y densidades.
Es un hecho que facilitan la hechura de una pieza como un Wall Hanging por ejemplo, pero utilizar el termofusible durante la confección de una quilt nos va a dar como resultado una pieza rígida, lejos de tener la textura envolvente que buscamos en una colcha o  la textura, el sombreado y la profundidad que resultan fascinantes en un wall hanging una vez que lo hemos acolchado.
Foto: Brent Kane cortesía Martingale 
Es aquí donde el libro de Pat Sloan encuentra el preciso equilibrio para trabajar con termofusible y lograr esa textura y ese acabado tan deseado por quien lo confecciona y tan grato para quien lo recibe y se cubre con ella.
La primera sección de la publicación nos lleva de la mano en la técnica desarrollada por ella. Con absoluto detalle, instrucciones claras y concisas y consejos muy valiosos.  El libro está salpicado de recuadros con sugerencias que lo complementan.
La segunda parte del libro consiste en un  desfile de proyectos e instrucciones que van desde cojines, wall hangings y quilts para camas, con el estilo fresco, divertido y contemporáneo que caracteriza a Pat Sloan además de que en cada proyecto ofrece varias ideas para desarrollarlo y adaptarlo ya sea para disfrutarlo nosotras o bien para obsequiarlo.
Foto: Brent Kane cortesía Martingale. 
Pat Sloan hizo su primera quilt en 1979 y ha creado más de 600 proyectos. ¿Experiencia en cuanto a técnicas, materiales y herramientas? Aquí está la respuesta.

Para adquirir este libro en pasta blanda o descargarlo como libro electrónico, aquí está el link a la página de Martingale That Patchwork Place. 

Para comprarlo a través de Amazon España, aquí está el LINK 




lunes, 23 de marzo de 2015

Veintiún Vestidos

Voy a traducir este artículo que fue publicado por la revista The New Yorker Magazine hace un par de semanas y que me pareció absolutamente cautivador.

Hace varios años una joven restauradora entró en una bodega olvidada dentro de una Villa florentina del siglo XV y se tropezó con algunos baúles de Louis Vuitton- aquellos que se usaban cuando se hacían las largas travesías en barco.  Al destaparlos descubrió una colección de atuendos exquisitos, los que solamente vemos hoy día en las películas o bien en las vitrinas de los museos.

Al inspeccionarlos de cerca pudo leer un nombre en las etiquetas bordadas a mano en seda: Callot Soeurs (Hermanas Callot).
En el tomo 2 de la obra de Proust "En Busca del Tiempo Perdido" el narrador le pregunta a su amada Albertina:  -Realmente existe una gran diferencia entre un vestido Callot y uno de una tienda ordinaria?   Su respuesta fue:  Por supuesto que hay una gran diferencia mi queridísimo!

Uno de los vestidos de Hortense Acton en la Habitación Verde de la Villa La Pietra.  El encaje dorado y plateado del cuello, la falda de mandil y las cinco rosetas metálicas en el pecho nos remiten a las formas arquitectónicas de una catedral gótica.  Las mangas están hechas de encaje metálico, hoy día oxidado.   Fotografías: Pari Dukovic The New Yorker Magazine. 

Un "Vestido Callot" era el confeccionado por la casa parisina de Alta Costura de las hermanas del mismo apellido.  Lamentablemente poco se sabe y se recuerda de ellas. No existen investigaciones monográficas respecto a su trabajo ni tampoco una retrospectiva.
Y no fue hace tanto tiempo... Fue en el año de 1895 que las hermanas abrieron las puertas de su taller y se convirtieron en uno de los grandes nombres de la moda justo en la Belle Epoque.
Madeleine Vionnet una de las diseñadoras de mayor influencia en los estilos del siglo XX fue la cabeza principal del taller de costura de las hermanas y llegó a afirmar tiempo despues que sin en el ejemplo de las hermanas Callot la moda se hubiera estancado haciendo "Fords" y no "Rolls Royces".

Pocos vestidos de las Callot han sobrevivido así que cuando se descubrieron más de 20 atuendos enmoheciéndose en aquellos baúles en la villa florentina, resultó ser en un descubrimiento de escala monumental.  La villa en cuestión se llama La Pietra, edificada por uno de los banqueros de la familia Medici y adquirida en 1907 por Hortense Mitchell Acton, una heredera de Chicago esposa de Arthur Acton, un comerciante de antigüedades anglo-italiano.  Su hijo, Harold Acton, exalumno de Oxford e historiador donó la propiedad a la Universidad de Nueva York a fines de los años noventa.

Los vestidos encontrados en aquellos baúles pertenecieron a Hortense Mitchel Acton y ésta es la primera vez que las fotografías son publicadas.  La colección se ha convertido en uno de los archivos más notables en lo que respecta a la Alta Costura del mundo por un hecho muy importante: La señora Acton era una clienta fiel de las hermanas Callot desde el momento en que abrieron las puertas de su atelier en la calle Taibout en Paris en los años '30.

Los trajes son una manifestación palpable de la sutileza combinada con la complejidad de los diseños de las Callot, los elementos innovadores, el oficio de la costura y su mano de obra, la comprensión absoluta de los materiales incluyendo su deleite por el encaje y el lamé (ellas fueron las primeras en utilizarlo), y el Orientalismo.  Igual como en las Artes Visuales, ellas tomaban referencias geográficas de aquellos tiempos.

Las Callot fueron cuatro hermanas: Marie, Marthe, Régina y Joséphine pero en 1897 ésta última lamentablemente se suicidó.  El historiador de moda Camille Janbon escribe que allá en 1916 la revista americana Vogue bautizó a las hermanas como Las Tres Moiras -aquellas deidades poderosas en el Monte Olimpo que poseían tanto poder como para dominar los destinos de la vida de una mujer y aumentar el capital económico de Francia.  En aquellos tiempos el mundo de la costura era dominado por hombres así que ellas insistieron en que su marca incluyera la palabra "hermanas". En 1900 participaron en la Feria Mundial de Paris y ese año ya contaban con un taller de 200 personas y sus ventas alcanzaron los 2 millones de francos (de aquel entonces).  Un año después habían triplicado ya su equipo de trabajo y duplicado las ventas.
En la época donde las finanzas en el mundo de la moda eran dominadas por los hombres, las hermanas Callot combinaron su talento para la confección y los negocios.  Cada vestido lo arman miles de miles de puntadas, perfectamente formadas así como la insuperable escritura manuscrita de su marca.  Fotografía: The New Yorker Magazine 

Las hermanas Callot siempre estuvieron a tono con la época, el cambio estético y las posibilidades de las mujeres.  Fueron las primeras en rechazar el corset y diseñar pensando en lo que favoreciera el movimiento y la fluidez de la línea.

Horense Acton teniendo como escenario su maravillosa villa florentina La Pietra vestía atuendos de las Callot en fiestas y recepciones, mismas a las que llegaron a acudir desde Gertrude Stein hasta Winston Churchill.  Cuando los Fascistas tomaron el poder, la mayoría de los expatriados tomaron sus cosas y huyeron de Florencia. Pese a que Hortense le rogó a su marido a que hicieran lo mismo, él insistió en permanecer en Florencia y complacer a cualquiera incluso a los fascistas con tal de proteger su casa y sus obras de arte.

En 1940 la policía se presentó en La Pietra, llevaron a Hortense a la cárcel y la Villa y todo aquello que albergaba fue confiscado. Poco tiempo después la pareja logró escapar a Suiza.  Nunca se sabrá si el personal de servicio protegió aquella bodega o bien pasó desapercibida y por eso los baúles sobrevivieron. Pero es un hecho que  cuando Hortense Acton murió en 1962 los baúles de Louis Vuitton aún estaban resguardados.

Hoy día los trajes viven en la Villa, en el cuarto piso, en una habitación que se adaptó convirtiéndola en un laboratorio de conservación, restauración y cuidado de textiles, dentro de unos cajones especiales que parecen féretros. Dos de las restauradoras contratadas por la Universidad de Nueva York tienen como tarea sacarlos de aquellas cajas una vez al año.  Los atuendos se encuentran en buen estado dada su antigüedad pero los diversos materiales que las Callot empleaban hacen que su conservación y supervivencia sea un reto.  Las lentejuelas, laminillas y abalorios en dos de ellos denotan un daño intrínseco, la degradación de la celulosa de nitrato.  Parecería que los vestidos se están derritiendo dicen las restauradoras.  Otro está muy dañado pues permaneció tantas décadas bajo un traje bordado y los abalorios de cristal hicieron que la tela color malva se marcara y se decolorara en forma de círculos a manera de nébulas.  En otro de ellos, unos minúsculos botones de rosa hechos con satín están rasgando la gasa y el tul en el que están cosidos.  La mayoría de ellos sufren de lo que en términos técnicos se conoce como "memoria" y que son las arrugas que permanecen en los vestidos por el uso frecuente.
Confeccionado con terciopelo de seda y bordado en seda azul. Sin embargo el vestido almacenado sobre de él lo estropeó por el deterioro de las cuentas de cristal en su bordado. Fotografía: The New Yorker Magazine.

Hortense Acton encargó estos zapatos hechos a mano por André Perugia en Paris para hacer juego con uno de sus vestidos confeccionados por las Hermanas Callot.  Fotografía: The New Yorker Magazine.

El vestuario es algo muy distinto a los demás objetos que hoy vemos en los museos.  La vestimenta jamás pierde la huella del cuerpo que alguna vez estuvo dentro de ellos. Siempre existe una reacción química entre el cuerpo que lo porta y los materiales de los que está confeccionado. El sudor, inclusive aquel de una noche en una fiesta de baile en un jardín de Toscana pueden continuar oxidando el hilo metálico y alterando la estructura molecular de una tela por cientos de años.
Un traje de seda naranja con flecos metálicos y de seda es mostrado en los jardines de la Villa La Pietra.  Es seguro que la señora Acton lo lució en alguna de sus extravagantes fiestas.  Fotografía: The New York Times.

El académico Peter Stallybrass concluye brillantemente: No por nada los fantasmas de la literatura por lo general salen a la luz de adentro de los armarios.  Los estuches de estos vestidos en la Villa La Pietra parecerán féretros, pero aquellos atuendos dentro aún están vivos.
Un atuendo en crêpe de seda negro y verde jade con el cuello bordado con cuentas de cristal y una sobrefalda que recuerda los diseños de las antiguas naos de China.  La silueta fue tomada de un Qipao chino (vestuario del siglo XVII)
Fotografía: The New Yorker Magazine. 

Nuevamente aquí el LINK al artículo original


sábado, 21 de marzo de 2015

Hermoso trabajo textil

Les convido a que visiten el blog de Bozena Wojtaszek: The Textile Cuisine  nombre además muy adecuado al ver con qué arte y detalle crea sus hermosas piezas.  Ella vive en Polonia y
aquí una pequeñísima muestra de sus obras.  Vayan a su blog a deleitarse con su trabajo.


Imagen via The Textile Cuisine 

Imagen via The Textile Cuisine 



A partir del barro / From Clay to Mosaics

Este video cobró mi atención ya que como Quilter me apasionan las formas geométricas como pienso que les sucede a muchas de Ustedes.  Vean el proceso que conlleva fabricar artesanalmente estos mosaicos, además de el esfuerzo físico que les toma a estos artesanos el pasar jornada tras jornada encorvados, en cuclillas, con las manos constantemente húmedas o lo opuesto, resecas del manejo constante del barro.  Al ver estas lozas terminadas, generalmente no se sabe el esfuerzo y precisión que se puso para lograrlo.
Dura 5.5 minutos. Disfrutarlo tomando una taza de té.

En Pinterest compendio de labores de Primavera y Pascua

Foto: DaWanda
En anticipación a los días de Pascua, preparé un tablero en Pinterest con un compendio de quilts, bordados, muñecos de trapo, conejos, gallinas... Las invito a disfrutar todas estas bellezas! http://goo.gl/rtGsGU

domingo, 15 de marzo de 2015

En referencia al arte de confeccionar vestidos...

Esta es la colección Pre-Otoño 2015 de la casa de moda Moschino. Su diseñador Jeremy Scott decidió jugar con las herramientas que se utilizan en el oficio de costura y traducirlas divertidamente a estos modelos.  Todas las fotografías cortesía de: FASHIONISTA