miércoles, 15 de enero de 2014

Aquello que nos cubre y nos cobija.

"Cover Story" es el nombre con el que se bautizó a esta exhibición temporal, parte también del Museo de Arte de la Ciudad de Denver.

En ella se exploran las diversas maneras en que los textiles nos cubren, adornan y enriquecen nuestras vidas, de siglos atrás hasta hoy día...en continentes y culturas diversas.
La forma en que nos dan cobijo al dormir y forman nuestra segunda piel mientras estamos despiertos. Los textiles que decoran los muros de nuestros hogares, cubren nuestro mobiliario o sirven para llevar nuestras pertenencias de un lado a otro.  Los textiles pueden indicar estatus, prestigio, o bien brindar protección contra los elementos de la naturaleza y en algunas  culturas, abrigo contra fuerzas sobrenaturales.  Los textiles ceremoniales son piezas esenciales en ritos y rituales religiosos y hacen que un espacio se transforme en sagrado.
Algunos de estos objetos tienen más de mil años.  Otros fueron confeccionados hace unas cuantas décadas.  La muestra consta de 50 piezas representando una amplísima gama de técnicas.


Al igual que su hermana la bailarina Isadora Duncan, Raymond vivía fascinado con la antigua cultura griega.  Para financiar los proyectos de su escuela de Arte Griego fundada en Paris en 1911, diseño pañuelos de seda y algodón con sellos impresos y aplicando tintes naturales con pincel.  Estos pañuelos de grandes dimensiones eran vendidos en boutiques ultra exclusivas de Paris por mujeres portando la vestimenta griega.  



Casulla elaborada con hilos de seda y metálicos en el año 1889 en Francia. 



Cartera bordada a mediados del 1700 con lana y forro de seda.


Bolso bordado y elaborado a mediados del siglo 19 con la técnica de bordado de tapetes y alfombras


 Aquí hay una historia muy interesante.  Esta quilt fue confeccionada en China en 1990.  
Es una Quilt tridimensional con criaturas que actúan como talismanes para proteger a un niño de cualquier peligro. Los cinco venenos a los que se refiere históricamente son: la víbora, el alacrán o escorpión, el cienpiés, el sapo y la araña.   Curiosamente el otro lado de la Quilt muestra osos panda  comiendo brotes de bambú y en las esquinas un ave y un dragón. 




 Una capa de viaje japonesa (Kappa) inspirada en la vestimenta que utilizaban los misionarios cristianos que llegaron a Japón en los años 1500. Originalmente se elaboraban con lana pero poco a poco fueron cambiando de materiales de acuerdo al estatus de quien la portaba.  Esta capa es del 1800 y está elaborada con algodón (Ikat) y fue tratada con un revestimiento de aceite para hacerla impermeable. El forro es de algodón.   En el grabado inferior se puede ver cómo los comerciantes las utilizaban.

Este textil proviene del Reino del Bután conocido también como la Tierra del estruendoso Dragón.  Aquí vemos una fotografía de un habitante de la región cubriéndose con una pieza similar.

 Un pojagi, también elemento para envolver y acarrear mercancías y objetos, proveniente de Corea.  Por delante y detrás las costuras son iguales.  En Octubre 2012 tomé una clase en el Quilt Festival de Houston para aprender la técnica de costura al estilo Pojagi en telas translúcidas.
De Wikipedia:  El furoshiki (風呂敷?)) es una tela cuadrangular tradicional de Japón, que es utilizada para envolver y transportar todo tipo de objetos, desde ropa y regalos hasta botellas de vidrio.
Se comenzó a emplear a mediados de la Era Nara, en los baños tradicionales japoneses (Onsen), para no confundir o mezclar la ropa, así utilizaban el furoshiki y dejaban su vestimenta encima de ella. Con el tiempo su uso se difundió y comenzó a ser utilizada por comerciantes para proteger sus mercancías o sus regalos.
Actualmente el furoshiki está hecho de diferentes telas, incluyendo seda, algodón, rayón y nylon. Y aunque este arte se sigue ocupando en Japón, su uso ha ido decayendo, debido a la gran demanda de bolsas de plástico que existe hoy en día.
En los últimos años el ministerio de medio ambiente japonés ha hecho algunas campañas para promover el uso de furoshiki en la actualidad, para lograr proteger y cuidar el medio ambiente en Japón y en el mundo.
Estas dos piezas provienen de Japón.  La que se ve sobre el muro se conoce como cubierta para Kotatsu.
De acuerdo a Wikipedia:
Un kotatsu (炬燵?) es un marco de mesa bajo hecho de madera y cubierto por una cobija pesada, sobre el cuál se apoya la superficie de la mesa. Debajo hay un brasero, calentón o estufa, que a veces es parte de la estructura de la mesa misma.
La mesa kotatsu más tradicional se pone en el piso sobre un agujero con aproximadamente 40 centímetros de profundidad. La estufa (de carbón vegetal o eléctrica) se encuentra en el hueco debajo de la mesa.

En general, una persona se sienta en el piso con sus piernas (o, en el caso de una siesta, la mayor parte de su cuerpo) debajo de la mesa con la cobija encima. Aunque esto sólo calienta la parte inferior del cuerpo, puede mantener a uno caliente aun estando en un cuarto sin calefacción adecuada.
La mayoría de las casas japonesas tradicionales tienen poco o ningún aislamiento térmico. El kotatsu es una manera barata de mantenerse caliente durante el invierno, porque las cobijas atrapan el aire caliente.
El kotatsu fue desarrollado originalmente para gente portando vestimenta tradicional japonesa, porque el diseño de dicha ropa hace que el aire caliente penetre por las piernas y salga por el cuello, calentando todo el cuerpo.

Antiguamente, los cigarros habanos venían forrados con una fajilla de tela dorada.  Este tapiz está hecho con la técnica de patchwork uniendo cada fajilla con pespunte de hilo dorado.  

Siendo la pieza ya muy delicada por la cantidad de años que lleva encima, hoy día se mantiene guardada y protegida de la luz del día o artificial.  Es una maravilla haber podido apreciarla en el museo.

"Sol y Sombra" Quilt Amish elaborada por una niña de 10 años (unida y acolchada a mano por supuesto) en el año 1926 en una pequeña comunidad de Pennsylvania.  La firma y fecha se encuentran discretamente bordadas en el marco de color verde a la derecha.



1 comentario:

  1. Gracias por compartir , una muestra excelente, todo es fabuloso ¡¡ cariños Paulina

    ResponderEliminar