martes, 13 de agosto de 2013

El Barco Extraviado- Segundo Block (de veinte)

Un esclavo no sabía qué esperar al estar en libertad. Era una cuestión que jamás se había preguntado.  Existen cientos de entrevistas. Prácticamente no hay recuentos escritos. En qué momento habría el tiempo para sentarse a escribir? Además era inconcebible que un esclavo fuera dueño de papel y lápiz para hacerlo.  La narración oral a través de generaciones ha permitido construir el recuento de estas vidas.  Aquí una muestra:

"Cuando el hombre blanco comenzó a aparecer en Africa, se topó con gente ignorante. Jamás habían visto un pañuelo de color rojo.  A veces un hombre blanco intercambiaba un pañuelo rojo por un niño."

Los "blancos" usaban tela roja brillante como señuelo. Un pedazo de tela roja prendida de un árbol hacía que una jovencita se saliera del camino para descolgarlo y así caer en manos de sus secuestradores.   Así lo cuentan hombres y mujeres entrevistados parafraseando lo que escuchaban de sus abuelos y bisabuelos.
Alguien recuerda que su abuela contaba que entre las pocas pertenencias que tenía las mujeres africanas, jamás habían visto el color o tinte rojo en su vestimenta.  A veces, un extraño de "cara pálida" se acercaba y dejaba caer al suelo un pequeñísimo retazo de color rojo. Inmediatamente se abalanzaban los negros a recogerla.  Más adelante dejaban caer un retazo más grande y así como señuelo iban juntando y acercando al grupo de negros, como si fueran aves de corral, hasta tenerlos rodeados a orillas de su campamento y atraparlos para meterlos al barco.   Una ignominia.   Tres de cada cuatro personas llegaban con vida al Continente americano.

Fotografía de archivo del plano de un navío para transportar seres humanos. 

El Segundo cuadro se llama "El Barco Extraviado"y es una adaptación de un diseño antiguo para simbolizar un barco de esclavos y un barco extraviado.  Las dos tonalidades representan a los vivos y a los espíritus de aquellos que no terminaron el viaje con vida.   De antemano una disculpa si las descripciones son demasiado duras pero así es la historia que ha quedado documentada.



No hay comentarios.:

Publicar un comentario