miércoles, 16 de noviembre de 2011

La Ciencia y la Moda


Cuando leo este tipo de noticias que no son muy frecuentes, me entra una emoción que no les digo...! Curiosamente, hace unos cuantos días escuchaba el reporte de la cumbre de la APEC cuyas siglas hablan de la unión para el libre comercio de países de las regiones de Asia y el Pacífico.  Países como Brunei, Malasia, Chile, Perú, Nueva Zelanda, Australia, Singapur y Vietnam y el interés de Japón, México y Canadá para unirse a dicho grupo. 
Lo interesante para mí respecto a esta noticia fue cuando el analista comentaba que no se trata ahora de pertenecer a un grupo, de lograr estar incluído, porque de qué te sirve estar en la cancha del juego si no tienes con qué jugar.  Y se refería a esto en cuanto a que estamos en un punto donde con tantísima competencia y copias baratas de artículos , para poder "jugar" en estos equipos se deben de concebir nuevos productos, nuevas técnicas e inovaciones en todos los campos para poder sobresalir y poder colocar un nuevo producto en el mercado.   
Se entiende que el hilo negro ya se inventó hace muchísimos tiempo. Lo que ahora se necesita es dar un nuevo enfoque a los objetos encontrando nuevas formas de producción  que sustituyan lo que hoy se utiliza y eliminen el deterioro franco de la naturaleza.  
 El caso es que habiéndome quedado con esa idea en la cabeza, hoy leo acerca de esta chica alemana quien navega por dos mares: la moda y la microbiología.  Desde niña diseñaba y cosía vestiditos, pero no solamente alimentó esta pasión sino que también se metió de lleno al campo de la bioquímica.  A través del estudio del comportamiento de las proteínas en la leche- en corto- una proteína derivada de la leche agria , la alemana Anke Domaske ha desarrollado una línea de producción de fibras hechas con leche, tan suaves como la seda.  La mezcla se trabaja en un taller textil cerca de Bremen y pasa a través de un sedazo similar a lo que se usa para producir carne molida. (en el video que les incluyo se puede ver el proceso) y la leche que se utiliza es aquella que no ha cumplido con los estándares de calidad para beberse y que por lo general es deshechada. 

Años de investigación y pruebas brindan finalmente la recompensa:  Anke Domaske se ha convertido en una diseñadora de modas que además ha desarrollado un procedimiento único para crear una fibra orgánica.  Como les digo, sus dos pasiones: la moda y la microbiología y  la combinación de ambas han sido la fórmula perfecta para el éxito.   Este verano, su colección de moda ya vistió la pasarela de Milán.  Los textiles derivados de la leche tendrán además la incursión en distintos campos que no solo son la moda sino por ejemplo: ropa de cama para hospitales y hoteles, para todo lo que requiere materiales hipoalergénicos por solo mencionar algunas de las aplicaciones. 

Hay que ponerse a pensar que todos los productos cuya elaboración está basada en el petróleo tienen un límite, y que los materiales como el algodón que requieren de mucha tierra, agua y sustancias químicas son limitados, así que este es un nuevo enfoque hacia la manera en la que se producirán telas y textiles en el futuro.  Los años de investigación y desarrollo de esta nueva fibra han sido financiados por la Asociación de Investigación Textil de Alemania. 
Este video es el comunicado de prensa. Está en inglés pero vale la pena verlo:
video

No hay comentarios.:

Publicar un comentario