miércoles, 25 de mayo de 2011

Los Sombreros Parte 7


Las pamelas o sombreros de jardín han sido favoritos de todos los tiempos. La inclinación de su ala denota el humor o talante de quien lo porta.  Los retratos de Gainsborough en el siglo XVIII inmortalizaron el estilo- mujeres con sombreros de jardín colocados seductoramente hacia un lado de la cabeza con gruesas y hermosas cintas de terciopelo y satín.

A través del pincel de  Elisabeth Vigée- Lebrun podemos ver como estos sombreros de grandes alas se llevaban con garbo- el ala levantada sobre la frente y prendidos con cintas satinadas y diversos abalorios. Cocó Chanel se refería a ellos con desprecio bautizándolos como Nidos de Aves.  Además de llevarlos en eventos al aire libre, las mujeres se empeñaban en portarlos en actividades sociales como la Opera o el teatro siendo molestos para el resto de la concurrencia. 
 imagen via: Marie Antoinette's Gossip
Además de adornarlos con flores de seda, listones y abalorios, las plumas grandes medianas y chicas aparecían en todos los talleres y casas de moda adornandolos por lo que comenzaron a surgir grupos en defensa de las aves y se crearon leyes que prohibieron el uso excesivo de plumas, permitiendo solamente utilizar plumas grandes por ejemplo de avestruces que eran criados en cautiverio.  Su tamaño y circunferencia se volvió tan exorbitante que hubo quien llegó a presumir que su recién estrenado sombrero tenía las mismas dimensiones que la circunferencia de su mesita de té !

No hay comentarios.:

Publicar un comentario