sábado, 18 de julio de 2009

y hablando de los costales de harina...

Hoy día ya no tiene uno que esperar a que descarguen en la granja los costales de harina para hacerse de la tela pues ya podemos conseguir los trapos de cocina de este material sumamente práctico. Este motivo para bordar junto con otros tantos editados por Butterick en 1945 vienen como regalo dentro del libro THE KITCHEN LINENS BOOK de EllynAnne Geisel. El libro es hermoso pues es un recuento cotidiano de lo que sucedía en las cocinas de las mujeres en las décadas de los '40 y '50. Quien aún tenga dentro de sus haberes alguno de estos trapos de cocina con la nostalgia de aquellos días, haga favor de atesorarlo porque hoy día son muy cotizados por las coleccionistas. Yo no tengo ninguno y por lo mismo me estoy dedicando a bordar una pequeña colección por si alguien se sorprende al encontrarla dentro de muchos muchos años. Por cierto, utilicé lápices de color textiles para darle un poquito de sombreado a cada figurita.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario