domingo, 12 de abril de 2009

Saca de inmediato tus agujas de tejer.....



....así es, ya que después de leer este post vas a hacerte adicta a los muñecos de estambre.

Alan Dart es conocido en Inglaterra como el más importante diseñador de juguetes tejidos. De muy pequeño utilizaba una máquina tejedora mecánica que su mamá ya había dado de baja y disfrutaba tejiendo gorros y bufandas para muñecos de peluche. Con un grado universitario en diseño de modas desarrolló su primera colección allá en los años 70's cuando la moda giraba alrededor de las maxi-faldas y sweaters tejidos. Trabajó freelance para la BBC de Londres y fue donde grandes luminarias de la pantalla le encargaron confeccionar prendas tejidas. En esa lista están Richard Burton y Elizabeth Taylor entre otros . Alan se movía en todas las direcciones de las labores manuales, ya sea desarrollando tutoriales para tejer tapetes, produciendo libros de distintas técnicas: papel tridimensional, quilting, e incluso ilustrando algunos libros infantiles. Su trabajo en la revista PRIMA fue quien lo acercó al mundo de los juguetes.
En una entrevista comenta que una vez que concibe en su mente un juguete tejido, lo va puliendo y afinando hasta que mentalmente llega a estar satisfecho con el futuro resultado. Prosigue dibujándolo y convirtiéndolo en tridimensional. Y si alguien se imagina que Alan Dart teje cómodamente en un sillón mullido está en el error pues su trabajo lo ejecuta sentándose en una silla de escritorio. De esto comenta que siempre se encuentra en "modalidad" de trabajo- además que es un hombre que mide más de 2mts de altura y está más cómodo en una buena silla de trabajo. Son ya muchos años de tejer muñecos, tantos que fueron donados no a uno sino a dos orfanatos.
La revista británica SIMPLY KNITTING sacó un edición excepcional con 50 diferentes proyectos. En la página web de Alan Dart se pueden comprar los patrones para otra gran cantidad de muñequitos -diferentes de los de la revista- e incluso hay un patrón de dos pollitos que se puede bajar sin costo alguno.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario