miércoles, 23 de abril de 2008

¡Mil Gracias!


Mi blog tiene ya más de 10,300 visitas y quiero por lo mismo agradecer enormemente a todas ustedes que me leen pues me gusta tanto poder compartir cosas interesantes con cada una .... Gracias de nuevo y son bienvenidas siempre!!!

miércoles, 16 de abril de 2008

RUBY McKIM




Yo descubrí a Ruby McKim durante un episodio de Simply Quilts donde Alex Anderson presentaba los diseños bordados de figuras y animales de circo que habían sido diseñados por esta pionera del bordado y el acolchado allá en los años 1920. Ruby fue egresada de Parsons School of Design en Manhattan y fue durante su trabajo como coordinadora de Arte de las escuelas públicas del estado de Kansas que diseñó su alfabeto cirsense para los alumnos que cursaban 5° grado de primaria. Este link te lleva a ver los encantadores diseños de sus 20 figuras de animales de la Quilt que Ruby bautizó como Roly Poly Quilt


http://www.quilterbydesign.com/KansasCityStar2.html Más abajo, después de gozar los dibujos de estos animalitos, está el link que te lleva a otra de sus colchas. Los libros de patrones de Ruby McKim pueden comprarse a través de http://www.amazon.com/ Su familia ha desarrollado la siguiente página: www.mckimstudios.com donde hay también una tienda virtual para poder comprar diversos productos relacionados con esta diseñadora tan versátil.

WOMEN FOLK /


La historiadora Judy Anne Johnson Breneman mantiene al día el mejor museo virtual de Quilts en la internet. Si entras a su página encontrarás links a los sitios de diversos museos de Quilts y sociedades históricas relacionadas con el tema. Aquí puede uno disfrutar de la colección de colchas pertenecientes al Museo Smithsonian y el Museo Nacional de Historia Norteamericana.


QUILT INDEX


El Quilt Index es una base de datos e inventario impresionante que nos permite encontrar fotografías e información acerca de miles de quilts antiguas. Puedes encontrar información respecto a diferentes blocks, época en que se crearon o se difundieron y un sinfin de datos históricos. Para entrar haz click en http://www.quitindex.org/

La ilustración de esta entrada por ejemplo se titula: Estrella de Belén, confeccionada entre 1876-1900 en Paris Missouri y elaborada en lana y algodón. Confeccionada y armada a mano, acolchada con 8 puntadas por pulgada ( y estos son solamente unos cuantos detalles). Puede uno dedicarse a navegar y profundizar por cientos de colchas y sus detalles.

miércoles, 9 de abril de 2008

Quilts Afroamericanas


Las afroamericanas han formado parte de la hermandad de las Quilters desde los tiempos de la esclavitud. La historiadora Barbara Brackman escribe en su libro "Facts & Fabrications: Unraveling the History of Quilts & Slavery" que muchas esclavas llegaron a los Estados Unidos con habilidades de costura aprendidas en países con una rica tradición de patchwork. Una vez en América cosieron quilts tanto para sus dueños como para sus propias familias. Se ha señalado a Harret Powers como "la madre" del acolchado afroamericano. Nacida en tiempos de la esclavitud - 1837- Powers elaboró una magnífica Quilt hecha en appliqué con motivos tomados de historias bíblicas, misma que se exhibió en una feria en el estado de Georgia en 1886. Más adelante ante el agobio de un poco de dinero para alimentar a sus hijos, vendió su amada Quilt bíblica a una mujer blanca por cinco dólares. La Quilt ahora forma parte del museo Smithsoniano en Washington DC. Otra colcha con pasajes bíblicos elaborada por ella misma se encuentra en el Museo de Arte de Boston. Los expertos en la materia apuntan que las Quilts elaboradas con textiles africanos a lo largo de varias generaciones, utilizan colores fuertes, diseños asimétricos e improvisación. Este último factor como resultado de la pobreza en la que vivían. Usaban lo que podían encontrar o reciclar. Su metodología fue única logrando diseños impresionantemente creativos. Ese fue el caso de las Quilters de Gee Bend en Alabama cuyas colchas han viajado por museos de arte del mundo entero. Estas colchas fueron consideradas íconos de creatividad nacional de tal forma que en el año 2006 se lanzó una serie de estampillas postales con estas imagenes - un honor muy particular.

Algunos sitios para ahondar más en la historia y diseño de Quilts afroamericanas:

http://www.blackthreads.blogspot.com/ (En esta página hay un video donde se puede ver la Quilt de Harriet Powers. Vale la pena ver el pequeño video porque además de ver la colcha bíblica, la persona que tomó este video casero nos enseña el primer foco del Sr. Edison, y el sombrero de copa que utilizó Abraham Lincoln el día en que lo asesinaron en el teatro.

¿Qué es el Quilting Bee?



Bee significa Abeja, pero en el diccionario Thesaurus la definición ampliada, además de describir al insecto , puntualiza que un "Bee" es una reunión social cuyo propósito es llevar a cabo una tarea en común.
El Quilting Bee se refiere entonces a la reunión de amigas y vecinos con el propósito de terminar una o varias Quilts. Historicamente, se reunían exclusivamente para hacer el acolchado que por lo general requería de un marco o bastidor grande y grueso. Los Quilt Tops se reservaban para este tipo de evento para que muchas manos pudieran acortar el tiempo del acolchado y aprovechar el uso del gran bastidor. Algunas casas eran pequeñas para poder armar y extender el bastidor en su interior por lo que las reuniones de acolchado se organizaban durante los meses cálidos cuando se podía instalar el grupo al aire libre. Se decía que aquellas mujeres cuya habilidad manual era notoria eran las que recibían el mayor número de invitaciones a un Quilting Bee. Aquellas que cosían con puntadas muy largas o cuyo trabajo no tenía el grado de calidad que se esperaba, se les invitaba poco o bien se les invitaba relegándolas al trabajo en la cocina. La historiadora Ruth Finley lo describe en su libro Old Patchwork Quilts and the Women who made Them, publicado en 1929. "A partir del oscuro panorama y necesidad económica imperante en el país, la Quilt se convirtió en un factor social. Muy pronto, ningun evento era más importante que un Quilting Bee en cualquier pueblo o condado. Por muchos años, se convirtió en la forma más popular de hospitalidad femenina." Ruth Finley narra que hasta 12 mujeres podían sentarse alrededor del bastidor y cuando el marco no se utilizaba, se suspendía del techo de la cocina o la estancia para que no ocupara espacio. El marco era por lo general de madera sencilla atornillado en las esquinas y cuando se utilizaba se montaba sobre los respaldos de las sillas para que la Quilt estuviera extendida aproximadamente a la altura del pecho. Había mujeres que terminaban varios Quilt Tops a mano y posteriormente enviaban invitaciones al Quilting Bee para que así varias colchas fueran terminadas en varias sesiones seguidas. Por lo general se necesitaba que las amigas trabajaran juntas varios días incluso se quedaran a pasar la noche y siempre había sabrosa comida y una cena festiva muchas veces acompañada de un baile. ¡Algunas Quilting Bees se prolongaban hasta diez días! Y en el libro Quilts in America de Patsy y Myron Orlofsky se cuenta que muchas amas de casa del siglo 19 habitantes de Nueva Inglaterra, participaban en 25 o 30 reuniones en una sola temporada invernal.


Esta información y futuras entradas las he ido tomando de un maravilloso libro llamado Quilter's Catalog de Meg Cox que cayó en mis manos hace unos cuantos días.
La pintura que ilustra esta entrada es de Morgan Weistling y se puede ver en la página www.greenwichworkshop.com/catalogue

Proyectos Encantadores


La página http://www.freepetprojects.com/ está regalando sencillos proyectos como marcalibros en forma de pequeños animales, muy fáciles de hacer y absolutamente creativos que te pueden servir para hacer un regalito a alquien que tú quieres mucho. Hay marcalibros, abrigos para mascotas, camitas para gatos y otros más. A mí me invitaron a entrar a esta página a través de http://www.leisurearts.com/ que tiene cantidad de libros para distintos tipos de manualidades.

¡Dale ya carpetazo a tu pasado!

¿Existen aún cosas que desearías haber dicho o aprendido o realizado? Todos estos pesares te distraen de todo lo bueno que deberías de estar haciendo ahora. Así que regresa y lidia con ellos. Aquí voy a transcribir un programa de tres pasos con el que me topé hace unos días y que sirve para terminar con asuntos pendientes y seguir adelante:
Si te sientes empantanada por asuntos no resueltos a lo largo de tu vida, déjame decirte que no estás sola. Hay quienes después de años de divorciadas sienten que pudieron haberlo hecho mejor, que dejaron cosas sin decir, cosas que aún les hacen sentir enojo. Me cuentan que una chica, pianista talentosísima, equivocó una nota a mitad de un concierto y por lo mismo recibió una crítica negativa en el periódico aunque también recibió 3 comentarios positivos en los medios. Pese a que estaba invitada a tocar en un evento de mayor difusión, ella estaba convencida que se volvería a equivocar y hoy es el día en que no ha vuelto a presentarse frente al público. Otra exitosa mujer se encontró de un momento a otro sin trabajo pues los celos e inseguridad de su jefa inmediata habían hecho que la despidieran. Meses más tarde al encontrar trabajo en una compañía de primera clase, tenía miedo de no cumplir con las expectativas de sus superiores y se andaba de puntas dejando salir apenas una pequeña fracción de su talento y mostrándose insegura e improductiva ante su equipo de trabajo. ¿Qué tienen estas tres mujeres en común? Están atoradas en el pasado. Cada una se siente incompleta y con una situación no resuelta. Estas situaciones dejadas "a medias" encuentran siempre la manera de colarse y mostrarse ante nosotros una y otra vez haciéndonos sentir abrumadas, incapaces, inquietas y preocupadas. Nos distraen de nuestras metas actuales y nos agotan toda la energía. Cuando no saldamos el pasado, nos dejamos llevar por ese estilo de vida anterior y asfixiamos nuestros sueños y metas actuales.


Hoy es ya la PRIMAVERA… es el momento de pensar en grande. Piensa ahora mismo en situaciones que aún te continúen haciendo sentir incompleta. Tal vez no son tan enormes como perder el trabajo o separarse. Pero todas estas situaciones no completadas se van sumando por pequeñas que sean. Aquí hay un ejercicio que Gail Blanke –personal coach- ha diseñado y aplicado por más de diez años que te llevarán del agobio y la distracción a la conclusión total. Ten en mente que la meta no es solamente sentirse bien sino la meta es dejar limpio el panorama para dar rienda suelta a tu energía y continuar con tu vida.



Paso 1.- Haz un inventario de todo aquello que quedó inconcluso.
Usando como parámetro las siguientes categorías, analiza distintos aspectos de tu vida y las brechas que existen entre el antes y el ahora. Créeme que te vas a sorprender, tal vez te cause gracia o bien te conmueva alguno de los sucesos a los que te refieras. Escríbelo todo. No te aflijas de lo que vas a escribir. Escribe lo que te venga a la mente en ese momento.
1.Cosas que deseo hacer pero no me he resuelto a hacerlas:
Por ejemplo: Hacer Pilates. Llevo ya dos años diciendo lo mismo.
2.Cosas que deseo cambiar pero que no he hecho nada al respecto:
Una persona me decía: "Quisiera ver las cosas con más optimismo pero siento que siempre caigo en lo mismo y me inclino al comentario negativo" Esta persona debería escribir esto en este punto.
3.Cosas que deseo dejar de hacer pero no puedo parar.
Si eres partidaria de los pensamientos obsesivos que no terminan nunca y finalmente ellos te controlan, entonces sigue apuntando…
4.Cosas que he comenzado y he dejado a medias.
Si tienes años diciendo que vas a organizar todas las fotografías de tus hijos en un álbum pero siempre hay una excusa para no sentarse a hacerlo, sácale punta a tu lápiz y anota en este renglón todo aquello que está inconcluso en tu cajón de labores, en tus libreros, en tu escritorio.
5.Cosas que he deseado hacer pero se han quedado en simples pensamientos.
Si has deseado hacer un viaje a Florencia con tu grupo de amigas o si "siempre" has querido prepararte para el triatlón, éste es el renglón a llenar.
6.Cosas que he querido decir pero me he callado.
Aquello que desearas que tu marido comprendiera y esperas que solamente intuya. Incluso, decirte a ti misma – reconocerte – como una gran pianista, una buena madre.
7.Cosas que he deseado aprender pero no he propiciado a que sucedan.
Aprender un idioma, tomar una clase de baile.
8.Sentimientos que nunca me he atrevido a expresar.
Este es un renglón bien grande. Tal vez un párrafo completo. Estos sentimientos sin expresar te hunden a menudo. Hay quien por cuidar a sus hijos pequeños no se dio tiempo para vivir el duelo al morir su propia madre, por ejemplo. Cosas que deseaste decir a tu padre cuando sentiste injusticia….. y sigue escribiendo.



PASO DOS.-
Asignale a cada situación inconclusa una fecha de terminación. Utiliza los siguientes símbolos:



A: para "Ahora mismo"
D: para "Después"
C: para "Completo" -En la lista podrás declarar como completado algo que en ese momento tomes tú la decisión de cerrar ese renglón. Cambio y fuera.
NEV: asigna estas siglas para "Nunca en esta Vida". Esta es mi categoría favorita ya que puedes instantáneamente escribirlo junto a donde dice: "Concursar en Televisión" por ejemplo.



PASO TRES.-
Ahora tú eres quien controla esta lista y no viceversa. Por eso te aconsejo comiences tachando todos los renglones donde has escrito las siglas NEV -cosas que nunca vas a llevar a cabo y que la verdad te interesan un comino- y en verdad es una sensación liberadora! Revista tu lista por lo menos cada quince días. Tacha con ganas todo aquello que te libere y celebra el haberlo hecho. Coméntalo con tus amigas y por supuesto añade algún otro tema incompleto al tiempo que lo recuerdas. Recuerda, tu lista es un proyecto permanente así como lo eres tú.



PostData:



Si deseas puedes ir a www.realsimple.com/myinventory. Allí podrás bajar el formato de la lista aunque estará en inglés.



Espero que te sirva y lo pongas en práctica de inmediato tal y como yo lo estoy haciendo.










domingo, 6 de abril de 2008

Quilts en los años Setentas





El movimiento artístico norteamericano en los años sesenta y setenta, fue factor central en darle forma al boom del acolchado y las olas que se levantaron derramaron infinidad de nuevas ideas. Esto era ahora un momento de ebullición donde manualidades de todo tipo eran reevaluadas y elevadas a un nivel artístico –las líneas que dividían el arte de la manualidad se borraban a propósito. El pintor Robert Rauschenberg produjo una obra de arte en 1955 llamada BED (cama) en la que pintó sobre pedacería de una Quilt tradicional. Y fue en esos años que las Quilts llamaron la atención de los encargados de museos y galerías de arte quienes se deslumbraban por sus colores y composición. En 1971, el Museo Whitney de Nueva York inauguró una exhibición llamada "El Diseño Abstracto en las Quilts Americanas". Se expusieron 62 colchas de patrones tradicionales hechas entre 1840 y 1930 pero los críticos más cotizados se entusiasmaron al grado de publicar en periódicos y revistas especializadas que las Quilts del Whitney se podían categorizar como obras maestras de arte contemporáneo. Y no fue solamente en Manhattan que estas Quilts recibieron tantos elogios ya que por 4 años las colchas viajaron en una exposición itinerante por toda la Unión Americana y Europa.


La atención que los medios y los especialistas en arte contemporáneo le dieron a las Quilts, literalmente las "elevó" del nivel meramente utilitario de sobrecamas. Primeramente, el coro de elogio aumentó el número de coleccionistas y el valor de las piezas. Y lo más importante fue que liberó a todas aquellas mujeres que hacían Quilts a que dejaran de pensar que sus trabajos eran meramente objetos utilizados dentro del hogar.