miércoles, 19 de septiembre de 2007

Lecciones de Vida en la Costura


Coser es mi pasión y mientras estoy cosiendo hay momentos donde mis pensamientos se redondean a lecciones de vida. He aquí unas cuantas que he descubierto a lo largo de los años:


1) LA NECESIDAD DE CREAR ES UNA FUERZA DE VIDA.- Cose y borda cruzando el hilo a través de tus problemas. Mientras tengas siempre algo que hacer, tendrás una razón para levantarte, para superarte...


2) DISFRUTA TU PASIÓN.- Si hay algo en la vida que disfruto es coser. ¡Qué privilegiada soy de hacer algo que me llena de felicidad! Si este es tu caso, no dejes ir esta pasión y ella misma te llevará a través de los placeres de la vida y también de sus obstáculos.


3) APRENDE DE TUS ERRORES.- Solo porque algo te salió mal no quiere decir que ya fallaste. Recuerda que la práctica hace al maestro.


4) VIVE EL MOMENTO.- No dejes que tu siguiente proyecto te impida disfrutar del que actualmente estás haciendo. Recuerda que los trabajos manuales, así como los niños, deben de disfrutarse a cada paso.


5) TÓMALO PASO A PASO.- Puntada a puntada, costura por costura. Hay un dicho que dice: Yard by yard, life is hard, inch by inch, life's a cinch. Traducción: Yarda a yarda la vida es pesada pero pulgada a pulgada la vida sí es disfrutada.


6) TRABAJA CON LO ESENCIAL.- La sociedad de consumo exige demasiado. Un proyecto elaborado con lo que tenemos a mano hace brotar la creatividad exponencialmente. Simplemente hay que ver las Quilts elaboradas durante los años de la Depresión en los Estados Unidos.


7) FLEXIBILIDAD ANTE TODO.- Muchas veces somos demasiado estrictas con nosotros mismas. Hay que darnos permiso de cambiar de ideas, de descubrir de repente que el color morado nos fascina. No hay que girar y girar dentro de lo mismo.


8) SAL DE LA RUTINA.- Prueba nuevas técnicas, desbarata y vuelve a coser. Sé valiente.


9) CREE EN TUS CORAZONADAS.- Tu instinto te dice qué es lo que más te gusta, en qué eres buena y también cómo resolver los problemas. La verdadera solución no siempre vendrá escrita en un manual de instrucciones.


10) RECUERDA EL PASADO.- Piensa cómo era tu costura a mano cuando iniciabas y date cuenta del camino que haz andado. Si te fijas , de ser un caso desesperado ahora lo dominas casi a la perfección. Esto siempre me recordará que cuando a las cosas, a las situaciones, a los problemas y a la habilidad en la costura se les da el tiempo necesario, todo inevitablemente se cerrará un círculo perfecto.


Traducido y adaptado de un ensayo hecho por Barbara Emodi profesora de relaciones públicas en Halifax Nova Scotia y maestra de costura a la vez.

1 comentario:

  1. Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

    ResponderEliminar