jueves, 21 de junio de 2007

AL DAR, RECIBIMOS


Cada uno recibimos lo que a la vez estamos entregando a la vida: amor, cuidados, amabilidad, paz.... Es por eso que cuando estás en búsqueda de más alegría en tu vida, la primera pregunta que te debes hacer NO es: Como puedo hacer que mi vida sea más feliz? Al contrario, te deberás preguntar: ¿Cuanta felicidad estoy yo brindando a los demás? Busca un sitio tranquilo para reflexionar y escribe tus pensamientos.

a) Pregúntate a tí misma: ¿Qué es lo que más anhelo tener en mi vida? ¿Paciencia? ¿Dicha y felicidad? ¿Compasión? ¿Amistad?


b) Anota en tu diario cómo podrías comenzar a brindar a los demás aquello que más tú necesitas. Si es amistad lo que te hace falta ¿cómo puedes ser una mejor amiga? Si es comprensión lo que necesitas ¿cómo puedes escuchar con paciencia a los demás?


No hay comentarios.:

Publicar un comentario